¿Qué son los fondos propios de una empresa?

por Clara Cera, el 23/3/21
fondos-propios-empresa

A la hora de crear una empresa, los fondos propios son una sólida fuente de financiación, complementaria al endeudamiento. Durante el ejercicio empresarial, estos se convierten, además, en unos grandes indicadores financieros de la solvencia de la empresa.

Pero, ¿de qué se componen exactamente dichos fondos?, ¿para qué sirven? o, ¿cómo calcular su rentabilidad y qué hacer si su resultado es negativo?

¡Encuentra todas las respuestas a estas preguntas (y más) en este artículo!

Fondos propios: ¿qué son?

En contabilidad, los fondos propios son los recursos financieros que posee una empresa a partir de las aportaciones realizadas por los socios, así como los beneficios generados y no distribuidos, fruto de su actividad.

💡 En el balance general, los fondos propios se encuentran en el pasivo.

🇬🇧 Fondos propios en inglés se conoce como equity.

¿Para qué sirven los fondos propios?

Su principal objetivo es dar una estimación de la solvencia de la entidad.

Además, los fondos propios permiten a la empresa:

  • Financiarse, especialmente cuando acaba de iniciar su actividad y aún no ha generado beneficios;
  • solventar más fácilmente la deuda, tranquilizando a los bancos;
  • obtener plazos de pago más largos con los proveedores;
  • tranquilizar a los clientes potenciales sobre la seriedad de su actividad;
  • pagar dividendos a los accionistas cuando haya suficiente efectivo para hacerlo,
  • aumentar el valor de la empresa.

Fondos propios o patrimonio neto

Es común confundir fondos propios y patrimonio neto puesto que ambos conceptos engloban los recursos propios de una empresa. De hecho, hay quien utiliza ambos términos sin hacer distinción entre ellos.

Sin embargo, el patrimonio neto va más allá, pues incluye los fondos propios pero, además, también aquellos fondos proporcionados por terceros. Es el caso de las subvenciones o las donaciones por parte de una persona externa, por ejemplo.

☝️ Aún así, ambos son considerados como pasivos no exigibles, lo que significa que su devolución no es obligatoria.

¿Cuáles son los fondos ajenos?

A diferencia de los fondos propios, y como bien indica su nombre, los fondos ajenos son todos aquellos recursos de la empresa que provienen de personas externas a ella, como podría ser una entidad bancaria.

Componentes de los fondos propios

De manera general, los fondos propios se componen de distintos elementos o partidas. ¡Veámoslos en detalle!

fondos-propios-empresa

© Universidad Rey Juan Carlos

1. Capital social

El capital social de una sociedad corresponde a las aportaciones de los socios en el momento de la constitución de la sociedad.

Puede ser:

  • Dinerario, dinero en una cuenta bancaria dedicada a este fin;
  • no dinerario, derecho de uso de un bien, muebles, edificios, etc.

▷ Cuenta contable: 10.

2. Reservas

Las reservas son los beneficios no repartidos.

Pueden ser:

  • Reservar legales, marcadas por la Ley;
  • reservas estatutarias, acordadas en los estatutos de la empresa;
  • reservas especiales, fruto de un motivo específico;
  • reservas voluntarias, conservadas por decisión propia para hacer frente a futuras situaciones.

▷ Cuenta contable: 11.

3. Resultados del ejercicio

Es el beneficio que ha obtenido la empresa y que todavía no se ha repartido entre los socios o accionistas en forma de dividendo.

El reparto de fondos propios puede ser:

  • A cuenta, traspasado en la cuenta del accionista;
  • complementario, agregado al dividendo a cuenta;
  • extraordinario, cuando hay beneficios insólitos;
  • en acciones, transformado en participaciones de la empresa;
  • fijo, el cual siempre existe, independientemente de las ganancias obtenidas.

▷ Cuenta contable: 129.

¿Cómo se calcula la rentabilidad de los fondos propios?

El ROE (Return On Equity en inglés) mide la rentabilidad de los fondos propios.

La fórmula es la siguiente:

→ ROE = (Beneficio neto / Fondos propios) x 100

Por lo que respecta a la interpretación, pongamos un ejemplo: si el ROE es del 25%, significa que por cada euro invertido en el capital social se han generado 25 céntimos.

☝️ Si tu fondo propio es positivo, significa que tienes más de lo que debes.

💡 Cuanto más alto sea tu importe conjunto, más capaz será la empresa de hacer frente a riesgos, gastos excepcionales o imprevistos.

💡 La empresa se considera financieramente estable con un ROE del 20%.

¿Qué pasa si una empresa tiene los fondos propios negativos?

Si tus fondos propios han caído por debajo de la mitad del capital social, significa que tienes fondos propios negativos.

Como bien indica el nombre, tener fondos propios negativos no es una cosa demasiado positiva, pues indica que tus recursos no son suficientes para financiar tu negocio y hacer frente a tus deudas.

Así, son un síntoma o una señal de quiebra de la empresa.

Variación de fondos propios

Asimismo, igual que los fondos propios pueden disminuir, también pueden aumentar. Por lo tanto, son fondos que están en constante movimiento debido a:

  • Recibir nuevas participaciones de los socios (incremento de capital);
  • reducción de capital, por reparto de dividendos;
  • mayores beneficios al final del ciclo contable;
  • pérdidas en el resultado del ejercicio económico.

Paso a paso se avanza mejor

Para evitar sorpresas desagradables a final de año, es aconsejable controlar regularmente tu patrimonio y los ratios que aseguran tu rentabilidad.

El uso de un programa de contabilidad permite calcular automáticamente todos los ratios útiles, así como hacer un seguimiento preciso y visual gracias a un cuadro de mandos inteligente.