Debe y haber: dos conceptos esenciales para tus finanzas

por Osyeilin González, el 31/3/21
que-es-el-debe-y-el-haber

El Debe y Haber forman parte de los conceptos básicos de contabilidad y comprenderlos resulta fundamental para lograr realizar correctamente los asientos contables de tu empresa y tener el control de tus finanzas.

Proveniente de la época medieval, los banqueros anotaban en sus libros el término “debet dare” cuando un cliente dejaba dinero en su depósito, de modo que el banquero “debía” dinero y este monto se registraba como un ingreso. Por otra parte, cuando el cliente retiraba el dinero, el cliente debía tener dicha cantidad y el banquero registraba la operación como “debet habere” y representaba una salida de fondos.

Veamos de qué se tratan los famosos Debe y Haber, las diferencias entre sí, los tipos de cuentas, saldos y algunos ejemplos para visualizar mejor estos conceptos. ¡Comencemos!

¿Qué es un Debe y un Haber?

¿Qué es el Debe en la contabilidad?

El Debe se refiere a todos los ingresos que recibe una empresa y representan un cargo a la cuenta. Se puede decir que en el Debe se registra el incremento de las inversiones y la disminución de las finanzas. O lo que es lo mismo, el aumento de los activos y de los gastos.

Visualmente se representa en la columna de la izquierda de las cuentas contables.

¿Qué es el Haber en la contabilidad?

Por su parte, en el Haber se registran las salidas y entregas de una cuenta. En él se refleja el aumento de la financiación y la disminución de las inversiones. Es decir, muestra el aumento de los pasivos y de los ingresos.

En términos generales, el Debe registra las «entradas» y el Haber las «salidas».

Diferencia entre Debe y Haber

Ambos son conceptos opuestos, pero la gran diferencia en líneas generales es:

  • El Debe registra las transacciones que ingresan y el Haber las que salen.
  • El Debe se registra en la columna de la izquierda y el Haber en la derecha.
  • Una anotación en el Debe es un cargo y en el Haber es un abono.

Sin embargo, a pesar de ser dos conceptos distintos, están directamente relacionados: una partida contable que aumente el Debe, disminuirá el Haber y una que aumente el Haber, disminuirá el Debe.

Regla de partida doble: no hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor. Es decir que si un elemento aumenta, el otro disminuye. Por ejemplo: si se adquiere un bien, se debe pagar por él.

debe-y-haber-en-contabilidad

© Finanzascontabilidad

Tipos de cuentas

Existen tres grandes grupos de cuentas:

  • Cuentas de activo: representan los bienes y derechos que posee la empresa para llevar a cabo sus actividades.
  • Cuentas de pasivo: aquellas conformadas por las obligaciones que tiene la empresa con un tercero. Es usualmente a través de estas que se consigue la cuenta de activo.
  • Cuentas de patrimonio neto: representa la financiación o fondos propios.

En este sentido:

  1. Una cuenta de activo aumenta por el Debe y disminuye por el Haber. Por ejemplo, la cuenta "Bancos" en el Debe significa un ingreso de dinero.
  2. Una cuenta de gasto aumenta por el Debe y disminuye por el Haber. La cuenta “Personal” en el Debe supone un aumento en el gasto.
  3. Una cuenta de pasivo aumenta por el Haber y disminuye por el Debe. La cuenta “Proveedores” en el Haber significa un incremento en la deuda con ellos.
  4. Los ingresos aumentan por el Haber y disminuyen por el Debe. La cuenta de “Ventas” en el Haber significa un aumento de ingresos.

Las cuentas de activo nacen y crecen por el Debe y disminuyen por el Haber. Las cuentas de pasivo y neto patrimonial nacen y crecen por el Haber y disminuyen por el Debe. Las cuentas de gasto funcionan como las de activo y las cuentas de ingreso como las de pasivo.

Cargar y abonar

Todas las operaciones financieras que se realizan en una empresa aumentan o disminuyen el patrimonio de la misma. Es para contabilizar dichas operaciones que se carga o se abona una cuenta.

  • Se carga una cuenta cuando se registra una operación en el Debe,
  • se abona una cuenta cuando se registra una operación en el Haber.

Es necesario tomar en cuenta el tipo de transacción y el momento en que se realiza.

Qué se anota en el Debe y en el Haber

Una vez que sabemos qué tipo de cuenta es la que interviene en la transacción podemos pasar a cargar o abonar la cuenta.

Es necesario reflejar lo siguiente:

  • Número de cuenta contable,
  • nombre de la cuenta contable,
  • importe de la transacción.

☝  El Plan General de Contabilidad clasifica los diferentes tipos de cuenta contables según su naturaleza. Esto te ayudará a identificar la transacción, ubicarla correctamente y así saber si se debe cargar o abonar.

Tipos de saldos

El saldo es la diferencia entre el Debe y el Haber. Partiendo de los resultados que se produzcan, existen tres posibles saldos:

1. Saldo deudor

Cuando el Debe es mayor que el Haber (Debe > Haber) decimos que la cuenta tiene saldo deudor.

Por definición, las cuentas de activos (bienes y derechos) y los gastos tienen un saldo deudor; ya que sus transacciones son reflejadas en el Debe y sus disminuciones en el Haber.

Por ejemplo, si la empresa tiene un saldo acreedor en la cuenta de activos del Banco, significa que ha gastado más de lo que has ingresado en dicha cuenta.

✏   El resultado se obtiene al restar el Haber al Debe.

2. Saldo acreedor

Hablamos de saldo acreedor cuando el Haber es mayor que el Debe (Haber > Debe).

Las cuentas de pasivos, ingresos y patrimonio neto tienen saldo acreedor puesto que los montos iniciales se registran en el Haber y las disminuciones en el Debe.

✏   El resultado se obtiene al restar el Debe al Haber.

3. Saldo cero

Es el caso de las cuentas cuyo Debe y Haber son iguales (Debe = Haber).

Debe y Haber en contabilidad → Ejemplos

Digamos que para el desarrollo de las actividades de la empresa compramos una impresora. Esta se convierte en un activo y formará parte del patrimonio de la empresa. El asiento contable correspondiente a esta transacción se verá así:

Debe Cuenta Cuenta Haber
200 € (216) Mobiliario a (570) Caja efectivo 200 €

Así pues, el Mayor 216 mobiliario refleja en el Debe 200€, mientras que el Mayor 570 caja refleja 200€ en el Haber:

Mayor 216 Mobiliario
Debe

Haber

200 €
Mayor 570 Caja
Debe

Haber

200 €

Esta misma empresa, realizó una venta por un monto de 900 €. El asiento contable será:

Debe Cuenta Cuenta Haber
900 € (570) Caja efectivo a (700) Venta de mercaderías 900 €

De modo que:

Mayor 700 Mercaderías
Debe

Haber

900 €

Mayor 570 Caja
Debe

Haber

900 €

Para poder llevar una contabilidad clara de todas tus cuentas es necesario comprender cómo funciona el Debe y el Haber y manejarlos correctamente puesto que todas las transacciones financieras que realices tendrán repercusiones en tus asientos contables. Existen numerosas herramientas de contabilidad que te facilitan esta tarea y te permiten llevar tus cuentas correctamente y sin equivocaciones.