7 consejos para hacer la planificación y organización de tareas de una empresa

Por María Fernanda Aguirre
Actualizado el 24 de marzo de 2021, públicado inicialmente en noviembre 2020
how-to backgroundillustration checklist 2

En el trabajo, la planificación de tareas es una forma efectiva de dar visibilidad a lo que tienes que hacer a lo largo de tu jornada laboral, en qué orden y sin dejar nada de lado.

Especialmente, en el proceso de planificación de un proyecto, es fundamental saber organizarse para cumplir a cabalidad con la lista de tareas y las diversas misiones que se deben cumplir.

En este artículo, Appvizer te guía a través de este proceso crucial que combina organización, colaboración y productividad.

¿Qué es la planificación y organización de tareas?

La planificación de tareas es un proceso que consiste en identificar, organizar y planificar las actividades que deben llevarse a cabo dentro de un proyecto, para luego estimar su duración y los recursos necesarios para completarlas.

De manera más específica, la gestión de tareas implica un conjunto de etapas:

  1. Identificación.
  2. Priorización y programación.
  3. Determinación de la interconexión de actividades.
  4. Planificación en el tiempo.
  5. Asignación de recursos.

La planificación de tareas está, por supuesto, estrechamente ligada al factor tiempo (¿cuándo?), pero también a:

  • Los objetivos (¿qué?),
  • los interesados (¿quiénes?),
  • los métodos y herramientas (¿cómo?),
  • las restricciones:
    • Recursos limitados (mano de obra, materiales);
    • duración del proyecto;
    • menor coste y dentro del presupuesto inicialmente asignado;
    • óptima calidad y en línea con las previsiones.

Así pues, deben tenerse en cuenta 5 parámetros esenciales:

  • Calidad,
  • coste,
  • fecha límite,
  • rendimiento,
  • riesgos.

¿Cómo se hace la planificación? → Pasos, métodos y herramientas

1. Identifica las necesidades

Todo parte de la identificación puntual de las necesidades del proyecto. En otras palabras, de la definición de su objeto. Esto permite determinar las etapas del mismo y hacer la proyección de todas las actividades que serán necesarias realizar para cumplir con los objetivos del mismo.

2. Divide las tareas

La forma de lidiar con una tarea imposible es cortarla en un número de sub-tareas muy difíciles, y dividir cada una de estas en un grupo de actividades horriblemente duras, y cada una de ellas en acciones complejas, y así sucesivamente...

Terry Pratchett, autor inglés.

Para asegurar la viabilidad de un proyecto, las tareas deben hacerse más asequibles y menos aterradoras. La división de las tareas también facilita la estimación de los tiempos y costes, así como la definición de un plan de gestión de riesgos ante proyecciones demasiado lejanas.

Busca que la sub-tarea sea rápida (realizable en día, por ejemplo) y "atómica" (como una unidad del proyecto, realizable en sí misma).

3. Organiza y distribuye el trabajo

Estas dos actividades van de la mano y existen muchas herramientas y estrategias que te ayudan a realizarlas. Tal es el caso de Asana, diseñada para la colaboración y la planificación de proyectos medianos y la cual permite la integración de otras herramientas como Gmail y Zapier.

En cuanto a los métodos, dos de los muchos que tienes a tu disposición son:

  • El Método de la Cadena Crítica, el cual incluye en su análisis de la información:
    • Recursos disponibles,
    • factores de riesgo (costes ocultos, retrasos, fracasos),
    • conflictos de prioridad (multitasking de los empleados),
    • mutualización de los márgenes de seguridad para las tareas críticas (buffer).
  • El Diagrama de Gantt, el cual presenta gráficamente el progreso de las tareas y sus plazos, junto con la lista de actividades (eje Y) y las unidades de tiempo (eje X), para vincular:
    • Recursos (humanos o materiales),
    • conexiones (con otras tareas),
    • fechas (inicio y fin).

Soluciones como Wrike te acompañan en la construcción de tu gráfico de Gantt con la ventaja de permitirte que, tanto los usuarios como el personal externo a la herramienta, puedan participar en la creación de instantáneas del gráfico y ver la cronología actual del proyecto.

4. Planifica las tareas

Si eres coordinador de proyectos, para planificar las tareas de manera eficaz, realiza una tabla de distribución de actividades, la cual resuma las misiones de todos las partes interesadas y los medios que deben considerarse para cumplir a cabalidad con la planificación:

¿Quién? (responsable) ¿Qué hace? (tarea, misión) ¿Con qué? (expertos, socios) ¿Para cuándo? (planning) ¿Cómo? (recursos, medios) Seguimiento

Existen diferentes herramientas que te ayudan a dividir un proyecto en tareas para crear tu planning de proyecto.

Plantillas personalizables con las cuales dividir tus proyectos en componentes más pequeños y manejables, para luego poder programar y asignar todas los recursos necesarios, están disponibles dentro de los recursos que ofrece monday.com.

5. Implementa métodos y herramientas de planificación

Apoyarte en métodos y equipar a tu empresa con herramientas que faciliten la planificación de tareas, facilita el proceso, lo optimiza y garantiza su efectividad. Pero, ¿cómo planificar el trabajo diario? Algunos métodos en los que te puedes apoyar son:

metodo-wbs
  • El WBS o Estructura de Descomposición del Trabajo (EDT) en español: Es un método operacional que divide un proyecto en unidades manejables, de forma jerárquica. Su punto de partida son las principales actividades a realizar y sus respectivos entregables. 
  • El Mind Mapping (mapa mental): Consiste en escribir el objetivo en el centro del diagrama, dando lugar a grupos de palabras clave, de las que se derivan ideas, tareas y limitaciones. Dos criterios entran en juego para lograr una secuencia lógica y fluida:
    • La importancia de la tarea en el proyecto global,
    • su grado de urgencia.
  • El Método MoSCoW: En la gestión de proyectos ágiles, este método se centra en la importancia de la tarea y su impacto en la realización del proyecto. De este modo, las tareas se clasifican en:
    • Must have: indispensable,
    • should have: importante,
    • could have: bajo impacto,
    • won’t have but would like: opcional.
  • La Matriz Eisenhower: Es un método en el que prevalece la importancia sobre la urgencia. Este mismo tipo de matriz se puede utilizar igualmente con los criterios de "ganancia" y "esfuerzo":

Lo que es importante rara vez es urgente y lo que es urgente rara vez es importante.

Dwight David Eisenhower.

Como estos, existen muchas otras metodologías de proyectos que pueden adaptarse a las necesidades puntuales de tu negocio.

6. Realiza un seguimiento constante

Verificar la efectividad de tu planeación comienza en el momento de hacer el seguimiento al avance del proyecto. En esta etapa es que puedes determinar si las proyecciones que habías hecho fueron justas o si requieren de esfuerzos adicionales para cumplir a cabalidad con el trabajo.

Implementar un cuadro de mando integral facilita el seguimiento de todas las actividades planificadas.

7. Evalúa los resultados

Para futuros proyectos, será necesario establecer si la planificación que se llevó a cabo fue la correcta o si requiere de ajustes a futuro. Para esto, puedes establecer Indicadores Clave de Desempeño (KPI) y asegurarte de su cumplimiento.

Organizar tareas: ¿por qué es importante?

La planificación de tareas reviste una importancia fundamental en la ejecución de proyectos y en el día a día de una empresa, teniendo en cuenta que la misma permite:

  • Definir la secuencia lógica de las tareas y su ejecución en el tiempo,
  • expresar una necesidad de recursos o medios,
  • analizar las cargas de trabajo,
  • considerar los posibles factores de riesgo de un proyecto,
  • comparar el progreso real con las previsiones,
  • analizar las consecuencias de una eventual brecha entre lo que se planeó y lo que realmente ocurrió,
  • identificar las fechas de inicio "más tardío" y final "más temprano" de las tareas,
  • simular hipótesis optimistas, pesimistas o probables,
  • priorizar el trabajo.

💡 Son numerosos los métodos y herramientas que facilitan la gestión de tus tareas y la planificación de tu trabajo. La tarea consiste en ponerlos en práctica y definir con cuál consigues un mayor ahorro de tiempo y una dirección más intuitiva.

Prueba y ¡comparte tu experiencia con nosotros!

La transparencia es un valor fundamental en Appvizer. Como medio de comunicación, nuestro objetivo es ofrecer contenido útil y de calidad a nuestros lectores, a partir del cual Appvizer se pueda sostener. Por eso te invitamos a descubrir nuestro sistema de remuneración.   Más información