Multitasking: ¿amigo o enemigo de la productividad?

Por María Fernanda Aguirre
Actualizado el 24 de noviembre de 2020, públicado inicialmente en octubre 2020
illustration agenda 4

¿Te suena familiar el término multitasking?

Si eres de los/las que envía mensajes de texto a sus contactos mientras ve su serie favorita, por ejemplo, la respuesta es sí. Como el ejemplo anterior, existen muchos otros, puesto que el multitasking o multitarea es característico de nuestro mundo moderno.

Hiperconectados⋅as, con dificultad para concentrarnos y con cargas de trabajo cada vez mayores, ¿a qué debemos el multitasking? Y, sobre todo, ¿cómo afecta nuestra vida cotidiana, nuestra psicología y, por consiguiente, nuestro rendimiento profesional?

Consagra algunos minutos de tu atención a este artículo y descúbrelo 😉 .

Multitasking: significado

Aunque el término multitasking se utilizó originalmente en el campo de la informática para caracterizar ciertos sistemas operativos, cada vez se refiere más al comportamiento del cerebro humano.

Hoy en día, este término designa el hecho de realizar varias actividades o tareas al mismo tiempo, tanto en el ámbito privado como en el profesional. Ejemplo: organizar tu bandeja de entrada mientras asistes a una reunión de trabajo.

Sin embargo, como veremos más adelante, el cerebro solo puede procesar una actividad a la vez. Experimentos de resonancia magnética han demostrado que aun cuando se realizan tareas simples, el cerebro pareciera tener que hacer malabares.

Así que, en realidad, lo que llamamos multitasking no es otra cosa que pasar de una actividad a otra constantemente, mientras pensamos que las estamos ejecutando al mismo tiempo 😏 .

Ventajas del multitasking

Aunque el musltitasking siempre ha existido, su desarrollo en los últimos años se debe a las aparentes ventajas que el mismo ofrece en diferentes ámbitos:

  • Antropológico: el ser humano siempre ha buscado la novedad y los estímulos para contrarrestar el aburrimiento. Multiplicar tareas y ceder a diversos estímulos, incentiva el cerebro y aporta satisfacción.
  • Tecnológico: en comparación con nuestros antepasados, nos enfrentamos a una multiplicación de herramientas tecnológicas (correos electrónicos, redes sociales, teléfonos inteligentes, etc.). Poder responder a una mayor cantidad de solicitudes externas generadas a partir de dichas herramientas, valida la necesidad de tener este comportamiento.
  • Profesional: el deseo de hacer más, de ser más productivos⋅as en un entorno profesional exigente, nos ha hecho creer que ejecutar tareas simultáneamente ahorra tiempo.

☝️  Este último punto resulta particularmente interesante si tenemos en cuenta que mucha gente cree que el multitasking es amigo de la productividad. Los llamados multi-taskers o personas multitareas se jactan de su capacidad para realizar varias actividades al mismo tiempo.

Desventajas e inconvenientes del multitasking

A pesar de lo anterior, esta voluntad de enfrentar la lista de tareas sin seguir propiamente un orden, presenta en realidad muchas limitaciones.

1. Disminución de la capacidad de concentración

La ciencia cognitiva ha demostrado que nuestro cerebro no está calibrado para hacer varias cosas al mismo tiempo.

⚠️  Consecuencia: una sobrecarga de información, conocida como infoxicación​ o infobesidad​​, la cual:

  • disminuye nuestra atención para cada una de las actividades que necesitamos hacer;
  • evita que nos concentremos en una tarea principal.

2. Mayor riesgo de cometer errores

El multitasking no permite la entrada de nueva información. En otras palabras, una persona multitasking reacciona más a una situación dada, de lo que realmente la analiza.

⚠️  Consecuencia: el riesgo de cometer errores y presentar inconsistencias aumenta.

3. Detrimento de las capacidades intelectuales

Varios estudios han demostrado que el multitasking tiene un impacto negativo en nuestras capacidades mentales. De hecho, de acuerdo con el psicólogo británico Glenn Wilson, hacer varias tareas a la vez resultaría en una caída en el coeficiente intelectual de 10 puntos.

4. Pérdida de tiempo

La tarea interrumpida será menos efectiva y necesitará más tiempo que aquella que se realiza sin interrupciones.

Ley de Carlson.

Hemos visto que el multitasking consiste principalmente en pasar rápidamente de una actividad a otra. Esta práctica, conocida como switching, es en realidad una pérdida de tiempo.

Según un estudio de la Universidad de California, nuestro cerebro requiere en promedio 23 minutos para lograr concentrarse en una nueva tarea.

5. Deterioro de las relaciones sociales y profesionales

¿Revisas tus correos en medio de una reunión de trabajo? ¿Te apresuras a contestar el teléfono aun cuando estás teniendo una conversación con algún/alguna colega?

⚠️ Te dejamos evaluar la impresión que dichas actitudes dejan en la persona encargada de dirigir la reunión o, en general, en tu interlocutor.

En el siguiente video, ¿quién crees que se benefició/perjudicó con el multitasking?

6. Procrastinación

Las personas que realizan múltiples tareas suelen tener dificultad para comprometerse con actividades que requieren mucho tiempo.

⚠️  Consecuencia: tienen tendencia a procrastinar; es decir, a aplazar las obligaciones para el día siguiente.

7. Dificultad para procesar información

Los trastornos de déficit de atención relacionados con el multitasking conllevan una menor receptividad frente a cierta información.

⚠️  Así pues, las personas que realizan múltiples tareas se inclinan por procesar contenidos más visuales (infografías, por ejemplo) que otro tipo de contenido, como leer un artículo en su totalidad.

8. Mayor estrés

Según un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology, el multitasking provoca la liberación de hormonas del estrés.

El exceso de trabajo y la sobrecarga de nuestros cerebros es una de las causas del agotamiento o burnout. Contrario a lo que se cree, concentrarse en una misma misión cansa menos el cerebro.

¿Cómo evitar el multitasking en el trabajo?

  • Practica el multitasking "inteligente". Existe un caso en el que esta práctica resulta provechosa: si una o todas las actividades requieren poca concentración, estas pueden ser "automatizadas". Por ejemplo, es posible escuchar un podcast mientras realizas un trabajo mecánico que requiere poca concentración.
  • Evita las distracciones. Puede parecer obvio, pero cuando trabajes, aléjate de las distracciones: apaga el smartphone, no revises tus redes sociales y tómate el tiempo necesario para terminar aquello que te propusiste hacer.
  • Organiza mejor tu tiempo de trabajo. Esto no significa dejar de revisar tu correo o no hacer llamadas importantes. Simplemente, planificar en qué momento hacerlo, para mantenerte enfocado⋅a. Adopta buenas prácticas como aplicar el Método Pomodoro o prever las tareas que requieren mayor concentración, para el momento del día en el que sabes que te concentras más.
  • Busca otras fuentes de satisfacción. Puesto que la búsqueda de estímulos es uno de los factores que fomentan el multitasking, procura buscar fuentes de bienestar en el entorno laboral, como la sensación de reconocimiento asociada a un trabajo finalizado de conformidad.
  • Medita. La práctica de la meditación, enfocada en la respiración, ayuda a la mente a concentrarse en el presente y, por tanto, en una actividad a la vez.
La transparencia es un valor fundamental en Appvizer. Como medio de comunicación, nuestro objetivo es ofrecer contenido útil y de calidad a nuestros lectores, a partir del cual Appvizer se pueda sostener. Por eso te invitamos a descubrir nuestro sistema de remuneración.   Más información