¿Cómo calcular el IVA soportado y repercutido?

por María Fernanda Aguirre. Artículo actualizado el 17 de marzo de 2021, públicado inicialmente en marzo 2020
¿Cómo calcular el IVA soportado y repercutido?

En el mundo de los negocios, de las ventas y las compras, es importante conocer todos los importes que como empresario o profesional tienes que pagar y que te permiten llevar a cabo una estimación precisa de tus gastos.

En este sentido, el IVA soportado y repercutido: ¿son lo mismo? Dentro del desarrollo de tu actividad económica, estás en la obligación de liquidar trimestralmente el IVA de tus transacciones comerciales. Pero, ¿cuándo es deducible el IVA?

En este artículo, Appvizer hace una revisión de conceptos y te explica cómo calcular el IVA a partir de algunos ejercicios y herramientas.

¿Qué es el IVA?

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un tributo aplicable a los artículos o servicios que consumimos, el cual va dirigido a las arcas del Estado. En otras palabras, es una cantidad o porcentaje que se aplica a actividades que contemplan vender y comprar cualquier producto o servicio.

Tanto los consumidores finales como los empresarios o autónomos son susceptibles de realizar este pago.

Tipos de IVA

Pensemos en el IVA como una moneda con dos caras. Es decir, dependiendo del rol que se esté desempeñando (comprador o vendedor), el IVA a pagar recibe un nombre diferente. Desde el punto de vista de una empresa, esto significa lo siguiente:

  • IVA soportado: Es el valor que paga la empresa a la hora de adquirir un producto o servicio.
  • IVA repercutido: Es el valor que cobra la empresa a sus clientes por la venta de productos o la prestación de servicios. Dicho recaudo será el que ingresará en Hacienda posteriormente.

IVA soportado

El IVA soportado (si eres quien lo paga) o repercutido (si eres quien lo cobra), es pues el impuesto indirecto que se aplica a productos y servicios que hayan sido generados tanto en España como fuera de ella. Para su recaudación, las empresas y autónomos actúan como intermediarios de Hacienda.

No todo el IVA soportado es deducible. Veamos esto en detalle:

  • IVA soportado deducible: Es aquel que pagará el autónomo o la empresa al momento de la adquisición de bienes y servicios y que podrá restarse de su IVA repercutido, al momento de rellenar el modelo 303 de la liquidación. Existen dos requisitos a cumplir para que este IVA pueda ser deducible: 
    • Acreditar que los gastos están asociados a la actividad de la empresa (compra de materiales de trabajo, dietas y desplazamiento durante el horario laboral, asesoría fiscal, etc.).
    • Que dichos gastos deben estar debidamente justificados, por medio de la factura original.
  • IVA soportado no deducible: En la práctica, existen gastos que aún sin beneficiar al empresario de manera personal y siendo para el beneficio de la actividad empresarial, no pueden ser considerados como deducibles, pues no cumplen con los requisitos necesarios. Las causas comunes para no cumplir con los requisitos incluyen:
    • Facturas simplificadas o incompletas,
    • soportes presentados fuera del plazo,
    • gastos no registrados en los libros de contabilidad.

IVA repercutido

Como ya hemos visto, el IVA repercutido es el nombre que recibe el IVA cuando son las empresas o profesionales quienes lo cobran a sus clientes durante la transacción. Este se calcula sobre la base imponible que figura en las facturas.

Cálculo del IVA a pagar

El carácter indirecto de este impuesto, a diferencia del IRPF, busca que no se genere una doble imposición (al aplicarse al vendedor y al comprador), puesto que el mismo se paga durante todas las etapas de la producción de un bien o servicio.

Debido a lo anterior es que se hace necesario deducir el IVA soportado del IVA repercutido para saber cuánto exactamente se deberá abonar a la Agencia Tributaria.

Por lo tanto, traduciendo los anteriores conceptos en fórmulas, tenemos:

IVA soportado = (precio de compra * IVA soportado en cada factura recibida por compras y gastos)
IVA repercutido = (precio de venta * IVA repercutido en cada factura emitida)
IVA a pagar = IVA repercutido − IVA soportado

Modelo 303: cómo declarar el IVA

Teniendo claro en qué casos el IVA puede ser deducible, podemos revisar en qué consiste el Modelo 303 que lo recoge.

Este modelo es el formato oficial que ha dispuesto la Agencia Tributaria Española, en el cual se hace la declaración trimestral y dentro del cual se incluye tanto el IVA repercutido, como el deducible.

De esta manera, le devuelves a Hacienda el IVA que le has cobrado a tus clientes y que no te pertenece.

IVA soportado y repercutido: ejercicios

Antes que nada, hay que dejar claro que cada importe se debe cargar a la cuenta correspondiente de Hacienda Pública, según sea repercutido o soportado, pudiéndose presentar dos situaciones:

  • Si IVA repercutido > IVA soportado → se debe reconocer la deuda con Hacienda.
  • Si IVA repercutido < IVA soportado → se debe reconocer el crédito que será recuperable de Hacienda.

🔵  Ejercicio:

Una empresa que vende suéteres fija un precio de 25 euros por unidad. Al momento de fijar el precio, la empresa ha tenido que considerar el costo de la materia prima que ha proporcionado cada proveedor. Un esquema de la relación entre IVA soportado e IVA repercutido para esta empresa, sería el siguiente:

IVA soportado Producto IVA repercutido
Lana Suéteres abiertos en lana Precio real del producto
Botones +
Hilo IVA
Etiquetas Precio total del producto
IVA total que la empresa paga por la materia prima IVA que la empresa añade al producto y que paga el cliente

Al final del año fiscal, el Gobierno devolverá el IVA soportado a la empresa, luego de que esta haga la correspondiente declaración, junto con los respectivos soportes.

🔵  Ejercicio:

Una empresa española presenta los siguientes datos de su ejercicio económico:

Total ventas = 40 300€

Adquisiciones relacionadas con exportaciones = 12 100€

Total importaciones 13 500€

Para calcular el importe de la declaración del IVA, realizamos la siguiente operación:

IVA repercutido = 40 300 * 0,21 = 8 463 €

Deducción del IVA soportado por exportaciones = 12 100 * 0,21 = 2 541€

IVA soportado por importaciones = 13 500 * 0,21 = 2 835 €

Al IVA repercutido se le restará el IVA soportado para conocer lo que se debe declarar a Hacienda:

IVA repercutido – IVA soportado deducible: 8 463 – 2 541 – 2 835 = 3 087 €

El que paga lo que debe, sabe lo que tiene

Hoy en día, muchas empresas optan por simplificar su gestión contable con herramientas que automatizan los cálculos. Existe una gran variedad de programas de facturación y contabilidad cuya implementación asegura el cumplimiento de las obligaciones fiscales, sin necesidad de hacer una gran inversión.

SeniorConta, por ejemplo, es un programa de contabilidad gratuito, ideal para autónomos y pymes, el cual permite gestionar de forma eficaz la contabilidad de un negocio. Con funcionalidades de contabilidad analítica, ofrece la posibilidad de calcular y gestionar impuestos, cumpliendo con las disposiciones de la Agencia Tributaria.

seniorconta-programa-contabilidad

© DGS Software

Ahora que ya sabes cómo calcular fácilmente lo que vas a ganar a final de mes, dependiendo de cuánto tendrás que pagar y cobrar en impuestos a tus clientes, estás listo⋅a para que la gestión de tu contabilidad deje de ser evasIVA 😉 .