¿Qué es el IVA y cómo funciona en el día a día?

por Osyeilin González, el 31/3/21
que-es-el-iva-definicion-tipos-y-como-funciona

Lo ves a diario en las facturas. En todas y cada una de las compras que realizas está reflejado, pero ¿sabes realmente qué es el IVA?

Este impuesto, creado en Francia en 1930, forma parte de nuestro día a día; bien sea como consumidores o como empresarios y autónomos. Ahora bien, como empresario y dueño de negocio, es necesario conocer más a profundidad de qué se trata, y para eso Appvizer te da la información que necesitas.

En este artículo veremos qué es el IVA en su más amplio sentido: para qué sirve, los tipos que existen en España e información acerca de cómo calcularlo. Sin más preámbulos, ¡comencemos!

¿Qué es el IVA? y ¿para qué sirve?

IVA: definición

El Impuesto sobre el Valor Añadido, cuyas siglas IVA todos conocemos, es el impuesto o tributo que se carga sobre ciertos productos y servicios.

Es un impuesto indirecto puesto que no se aplica sobre los ingresos sino sobre el consumo. Es decir, el consumidor final es quien lo financia y depende de la cantidad de productos que consuma. Asimismo, su carácter de indirecto significa que no es pagado directamente a la Agencia Tributaria, sino que se hace a través de las empresas. En cierto modo, la empresa ayuda en la recaudación de este impuesto.

Como su nombre lo indica, este tributo solo se aplica al valor que el último vendedor ha agregado al producto.

¿Para qué sirve el IVA?

En principio, el IVA sirve para gravar tanto la entrega de bienes y servicios realizados por profesionales, como las operaciones intracomunitarias.

Al mismo tiempo, el IVA es una de las principales fuentes de financiación del Estado y, puesto que el mismo es pagado desde el inicio de la cadena de valor, Hacienda no debe esperar hasta el final del año para su recaudación total.

Características

  • Plano y obligatorio: es el mismo porcentaje para todos por igual. No depende de los ingresos del contribuyente.
  • Proporcional: el mismo tipo de impuesto se aplica a todos los productos y servicios del sector.
  • Neutro (en el caso de las empresas): para las empresas, el IVA no representa ni un gasto ni una ganancia, estas solo sirven como ente recaudador del fisco.

Tipos de IVA

Cada país tiene sus propias reglamentaciones y tipos de impuestos. En el caso de España, existen tres tipos de IVA dependiendo de la actividad o el producto:

1. IVA general

Es el tipo impositivo correspondiente al 21% de la transacción. Es, por defecto, el impuesto que se aplica a todas las operaciones.

2. IVA reducido

Equivale al 10% de la transacción y se aplica en casos como los siguientes:

  • Alimentos destinados al consumo humano o animal (excepto bebidas alcohólicas).
  • Productos agrícolas, forestales o ganaderos (fertilizantes, insecticidas, semillas, etc.).
  • Consumo de agua, bien sea para humanos, animales o para el riego.
  • Productos e instrumentos sanitarios o destinados para suplir deficiencias físicas (gafas, lentillas, etc.).
  • Ventas de viviendas, plazas de garaje, anexos.

En lo que respecta a servicios tales como:

  • Transporte de viajeros y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería, restaurantes y consumo de alimentos en el acto.
  • Servicios en favor de titulares de explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas.
  • Servicios de limpieza de vías públicas.
  • Asistencia sanitaria, dental y curas termales que no sean exentas.
  • Reparación y reparación de viviendas.
  • Arrendamientos con opción de compra vivienda, plazas de garaje y anexos.
  • Importaciones de antigüedades, arte y objetos de colección.

☝  En el 2018, el IVA sobre las entradas a cines, teatros, conciertos y eventos deportivos o culturales pasó de 21% a 10%.

3. IVA superreducido

Con una tasa impositiva de 4%, es el impuesto que se aplica a casos como:

  • Venta de alimentos no elaborados (verduras, cereales, harina, pan, huevos, quesos, etc.).
  • Venta de libros y revistas que no contengan cuyo contenido no sea principalmente publicidad.
  • Venta de medicamentos.
  • Vehículos para personas con movilidad reducida.
  • Venta de prótesis o implantes.
  • Viviendas de protección oficial (cuando la entrega es hecha por sus promotores).
  • Servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centro de día y de noche y atención residencial.
tipos-de-iva-en-espana

ⓒ Economiafinanzas

El IVA en el mundo

Como dijimos anteriormente, el impuesto al valor añadido varía según el país y las leyes locales. En inglés, este impuesto es conocido como VAT (Value Added Tax).

Veamos algunos de los tipos impositivos en el mundo:

Posición País IVA (VAT) IVA reducido IVA superreducido
1 Hungría 27% 18% 5%
2 Croacia 25% 13% 5%
3 Dinamarca 25%
4 Noruega 25% 15% 8%
5 Suecia 25% 12% 6%
6 Finlandia 24% 14% 10%
7 Islandia 24% 12%
8 Rumania 24% 9% 5%
9 Grecia 23% 13% 6,5%
10 Irlanda 23% 13,5% 9% y 4,8%
11 Polonia 23% 8% 5%
12 Portugal 23% 13% 6%
13 Italia 22% 10% 4%
14 Uruguay 22% 10%
15 UE 28 21,6% 10,5%
16 Argentina 21% 10,5%
17 Bélgica 21% 12% 6%
18 Países Bajos 21% 6%
19 España 21% 10% 4%
20 Francia 20% 10% 5,5% y 2,1%

IVA repercutido vs IVA soportado

Dependiendo de la posición en la que se encuentre el vendedor o comprador del producto o servicio, el impuesto tendrá una denominación diferente:

  1. IVA soportado: La cantidad que paga la empresa al momento de adquirir un producto o servicio.
  2. IVA repercutido: Corresponde al impuesto que cobras a un cliente tras haber prestado un servicio o vendido un producto.

💬 Es decir, ambos tipos, tanto soportado como repercutido, son las dos caras de una misma moneda, solo varía en función de la posición en que te encuentres.

Digamos, por ejemplo, que para el funcionamiento de tu empresa necesitas comprar materias primas, que luego transformarás en un producto final que saldrá al mercado. Al momento de comprar materia prima, debes pagar el impuesto que corresponda (ese es tu IVA soportado). Una vez que vendas el producto final, tu cliente/comprador deberá pagar un monto correspondiente al IVA, este será tu IVA repercutido.

¿Quién recauda el IVA?

En el proceso de recaudación del impuesto sobre el valor añadido intervienen dos personas:

  • Contribuyentes: Es toda persona física que soporta el pago de este impuesto de su bolsillo, cada vez que adquiere un producto.
  • Sujetos pasivos: Es la persona física o jurídica que recauda el impuesto para luego ingresarlo a Hacienda en cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

¿Cómo se declara el IVA?

En España, el Impuesto sobre el Valor Añadido suele ser liquidado trimestralmente (salvo contadas excepciones). Esta declaración se realiza mediante la presentación del modelo 303 en el cual se realiza el cálculo gracias a la diferencia entre el IVA repercutido y el soportado. Este forma parte de las obligaciones fiscales de empresas y autónomos.

La no declaración de este impuesto puede traer consigo sanciones administrativas que pueden afectar tu negocio. Evita este tipo de inconveniente y ármate con las herramientas de contabilidad adecuadas para hacer frente a esta responsabilidad sin perder tiempo ni dinero.