Liderazgo participativo: lo que debes saber para aplicarlo exitosamente

por Osyeilin González, el 27/1/21
liderazgo participativo

El liderazgo participativo, respaldado por el actual clima profesional en el que los empleados buscan dar sentido a su trabajo y tener más responsabilidades, va ganando cada vez más terreno.

De hecho, aunque desafía los códigos jerárquicos y las prácticas tradicionales, como la dirección ejecutiva, tiene muchas ventajas tanto para el empleado como para la empresa. La inteligencia colectiva, el aumento de la productividad o el bienestar en el trabajo son beneficios de este estilo de liderazgo.

Pero cuidado, para que dé resultados, hay que establecer ciertos parámetros: es aconsejable definir las "reglas del juego" con suficiente antelación y hacer hincapié en una comunicación clara y regular.

Descubre cuanto antes la definición de liderazgo participativo y por qué aplicarlo en tu empresa.

Liderazgo participativo: definición

El liderazgo participativo es una técnica de gestión caracterizada por la participación y el consenso de los empleados en los procesos de toma de decisiones.

Por su parte, un líder participativo se caracteriza por escuchar a su equipo y tomar en cuenta todas las opiniones a fin de alcanzar los objetivos planteados.

Por lo tanto, aplicar este tipo de liderazgo implica consultar regularmente la opinión de cada miembro del equipo, dentro de los límites de las competencias y ámbitos de intervención especificados anteriormente ¡cada opinión es única, aprovéchala! En consecuencia, la organización jerárquica de la empresa pasa de ser vertical a ser horizontal.

De esta manera, es posible que se mantenga una parte directiva. Por ejemplo: la dirección, o el líder del equipo, identifica y define los objetivos a alcanzar. Pero la forma de conseguirlos es decisión de cada uno.

A continuación se muestra un diagrama con algunos de los diferentes estilos de liderazgo:

  • liderazgo autocrático,
  • liderazgo transformacional,
  • liderazgo participativo,
  • y liderazgo democrático.
Liderazgo en la empresa

Tipos de liderazgo en la empresa

☝️ También existe el liderazgo colaborativo. Como su nombre lo indica, se centra sobre todo en la colaboración entre los diferentes actores de la empresa. Sin embargo, puede ser similar al liderazgo participativo.

¿Por qué elegir el liderazgo participativo? Ventajas y desventajas

Las ventajas del liderazgo participativo

Inteligencia colectiva y responsabilidad

En primer lugar, el liderazgo participativo se basa en la inteligencia colectiva. En este sentido, está estrechamente relacionado con el liderazgo colaborativo mencionado anteriormente.

La inteligencia colectiva permite :

  • la aparición de nuevas ideas (a veces procedentes de personas que nunca se habrían expresado en un contexto de liderazgo diferente),
  • creatividad,
  • innovación.

Además, los problemas y las áreas de posible mejora se tratan con mayor pertinencia cuando los equipos directamente afectados pueden expresar su opinión.

Bienestar en el trabajo

Además, el liderazgo participativo es el método de liderazgo preferido por los empleados. De hecho, estudios demuestran que:

El 50% de las mujeres y el 52% de los hombres prefieren un liderazgo abierto y participativo.

Y con razón, puesto que: reduce las tensiones jerárquicas y hace que los empleados se sientan mejor en el trabajo. Esto se traduce en :

  • más autonomía,
  • más responsabilidad,
  • más motivación,
  • y una mejor apreciación de su trabajo.

Beneficios para la empresa

Por su parte, la empresa obtiene muchos beneficios de la calidad de vida en el trabajo y el bienestar de sus empleados:

  • La rotación de personal disminuye en las estructuras que practican este tipo de liderazgo. La consideración influye positivamente en la tasa de retención del talento.
  • El compromiso con el trabajo es más importante. La producción y la calidad del trabajo de los empleados mejoran.
  • La introducción del liderazgo participativo mejora la marca del empleador (o employer branding). Esto significa que las empresas en cuestión tienen más probabilidades a la hora de atraer los perfiles que buscan, a diferencia de aquellas que practican un liderazgo demasiado prescriptivo.

Desventajas del liderazgo participativo

  • Conseguir el consenso de todos lleva mucho tiempo.
    • En el día a día, pueden ser horas que el colaborador pase sin centrarse en su actividad principal. Cuando la esfera de decisión se reduce, se avanza más rápidamente;
    • en situaciones de emergencia, el liderazgo participativo puede ser un freno a la velocidad de respuesta.
  • Existe la probabilidad de que las personalidades más fuertes se impongan ante el resto del equipo.
  • Por otro lado, el liderazgo participativo podría implicar demasiada responsabilidad para el empleado. En consecuencia, es el empleado quien debe asumir las consecuencias de los errores, mientras que otros estilos de liderazgo hacen recaer la responsabilidad en el jefe directo del empleado. Pero ten en cuenta que cometer errores también es una buena manera de progresar.

¿Cuáles son las características del liderazgo participativo?

Una estrategia de liderazgo participativo exitosa se basa tradicionalmente en cuatro principios fundamentales.

1. Movilizar e involucrar a todos los miembros del equipo

La aplicación del liderazgo participativo sólo funciona si todo el personal se siente motivado y se suma al proyecto.

¡No olvides que este estilo de liderazgo se basa en la idea del consenso!

2. Promover el desarrollo personal y de habilidades

El liderazgo participativo requiere condiciones de trabajo favorables, basadas en la escucha activa y la atención.

Además, se hace énfasis en el desarrollo de las competencias de cada individuo, así como en un proceso de realización profesional y de mejora continua que resultará beneficioso para la empresa.

3. Delegar y capacitar

Este es el fundamento mismo del liderazgo participativo, que va de la mano con la noción de empoderamiento en las empresas.

Cada empleado, dependiendo de su grado de competencia y nivel de responsabilidad, toma decisiones en la ejecución de sus tareas. Y esto sin la aprobación de un superior jerárquico.

Lo mismo ocurre cuando se trata de resolver problemas o gestionar conflictos (salvo, posiblemente, en casos de fuerza mayor).

☝️ Sin embargo, ten en cuenta que también es una buena idea pedir la opinión de una persona sobre un tema que no le concierne directamente: ¡un nuevo punto de vista externo puede ser relevante!

4. Emplear sistemas de regulación

Por último, ten en cuenta que los dispositivos de regulación y autocontrol son necesarios. Apoyan la autonomía de los equipos y garantizan su cohesión y alineación con la estrategia global de la empresa.

El conocimiento de estos principios fundamentales contribuye a la aplicación de buenas prácticas, lo que a su vez tendrá un impacto positivo en tu empresa.

Otros tipos de liderazgo

Si bien el liderazgo participativo vive hoy en día un auge importante, es importante destacar que existen otros tipos de liderazgo:

  • Liderazgo unidireccional (liderazgo autocrático).
  • Liderazgo transformacional.
  • Liderazgo democrático.
  • Liderazgo carismático o liderazgo positivo.
  • Liderazgo laissez-faire.
  • Liderazgo natural.
  • Liderazgo transaccional.

Y tú, ¿qué estilo de liderazgo has adoptado en tu empresa? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.