¿Cuál es la diferencia entre un ticket y una factura?

por Clara Cera, el 11/5/21
diferencia-entre-ticket-y-factura

Existen distintos tipos de factura y es importante distinguirlos todos para conocer tus obligaciones y derechos como empresa o autónomo.

En ese sentido, conocer la diferencia entre ticket y factura se convierte en una tarea indispensable. ¿Sabías, por ejemplo, que no todos los formatos son válidos para poder desgravar el IVA en Hacienda?

En este artículo, revisamos las definiciones de ticket y factura, y nos adentramos en sus diferencias.

¿Vamos allá? 👇

¿Qué son los ticket y factura?

Definición de ticket de compra

Un ticket, tique o tiquete en español, es un comprobante de pago. En otras palabras, es un documento que justifica una transacción comercial.

☝️  Es importante aclarar una cosa: el Reglamento de Facturación vigente, aprobado en 2013, no contempla los tiques sino las facturas simplificadas.

👉  Por lo tanto, no hay propiamente una diferencia entre ticket y factura simplificada, sino que esta última ha sustituido al primero.

Definición de factura

Por su parte, una factura es un documento comercial que detalla la operación de compra de un producto o servicio. Como un ticket, es un justificante de esta, pero contiene más información y algunos derechos de más.

Veamos, pues, en qué se diferencian.

💡  A la factura también se la llama factura completa, factura nominativa o factura ordinaria.

Diferencias y similitudes entre ticket y factura

Contenido

La principal diferencia entre ticket y factura es que, como empresa o autónomo, con la factura puedes deducir el IVA y con el ticket no.

Esto se debe a que la factura incluye la información fiscal de ambas partes, mientras que el tique solo detalla la información fiscal del emisor.

👉  Más allá, ¿qué indicaciones debe llevar la factura o tickets? Ambos incluyen los datos siguientes:

  • Número de factura y serie correlativa.
  • Fecha de expedición.
  • Datos del vendedor (nombre o razón social, NIF y dirección fiscal).
  • En el caso de la factura completa, datos del cliente (nombre o razón social, NIF y dirección fiscal).
  • Identificación del producto o servicio.
  • Precio por unidad.
  • Base imponible.
  • Tipos impositivos aplicados.
  • Importe total.

💡  Tanto el ticket como la factura sirven de garantía de compra del producto o servicio adquirido.

Derecho de emisión

La normativa fiscal permite emitir una factura simplificada cuando:

☝  Dependiendo de la actividad de la empresa, existen excepciones donde se puede hacer una factura simplificada por un gasto de hasta 3.000 euros (IVA incluido). Es el caso de las ventas al por menor, transporte de personas o servicios de peluquerías e institutos de belleza, entre otros.

💡  ¡Ojo! Si el cliente pide una factura, aunque el importe sea pequeño, es un requisito hacerla.

Receptor

Grosso modo, suele expedirse una:

  • Factura simplificada para transacciones entre una empresa o un autónomo y un particular;
  • factura completa para transacciones entre empresas y autónomos.

☝️  Evidentemente, esto no es una regla absoluta, pero sí la norma general.

💡  El tiquete suele entregarse una vez se ha efectuado el pago; en cambio, la factura nominativa muchas veces se entrega antes del mismo.

Formato

En cuanto a la forma, también encontramos algunas diferencias. Ya sea que se emitan y envíen por vía electrónica o en persona, la factura simplificada suele tener un tamaño más pequeño que el de la factura nominativa.

Esto se debe, en gran medida, a la cantidad de datos que incluyen.

🔵  Ejemplo de factura simplificada:

ejemplo-ticket

© Comercial TPV

🔵  Ejemplo de factura completa:

ejemplo-de-factura

© declarando.es

Tabla comparativa

Visto todo esto, recopilemos la información más relevante en una tabla resumen de las principales diferencias:

Factura simplificada o tique Factura completa
IVA deducible No. Sí.
Datos fiscales Del emisor. Del emisor y del receptor.
Operación Hasta 400 euros (IVA incluido), salvo excepciones. Siempre.
Destinatario (norma general) Particulares. Empresarios o autónomos.
¿Cuándo se emite? Después del pago. Puede entregarse antes del pago.

Entonces, ¿ticket o factura?

Poco importa de cuál se trate, escaparse de la facturación no es una opción si eres una empresa o un profesional que se dedica a la venta de bienes y prestación de servicios. Si es el caso, optimizar el proceso se convierte en un reto no muy difícil de conseguir.

Hoy en día, existen numerosos programas de facturación en el mercado, tanto online (alojados en la nube) como on-premise. Utilizar uno de ellos te permite cumplir con las obligaciones de la Agencia Tributaria así como expedir facturas de la mejor manera posible: rápida y sin errores.

Y es que, un tema tan crucial del cual puede depender el futuro de tu empresa, más vale llevarlo bien controlado, ¿no crees?