Todo lo que necesitas saber para distinguir los costes fijos de los variables

por María Fernanda Aguirre, el 9/3/21
costes-fijos-y-variables

¿Cuáles son los costes fijos y variables de una empresa? La distinción entre estos dos conceptos es esencial a la hora de evaluar la rentabilidad de un negocio y su proceso productivo, controlando al mismo tiempo sus costes inherentes.

Es pertinente abordar la cuestión de los costes variables desde el momento de la creación de la empresa: esto permite ganar visibilidad global del negocio y hacer mejores proyecciones a futuro.

En general, tener una idea clara de los costes variables y fijos de tu empresa es una de las claves para asegurar una mejor gestión global de tu negocio.

Costes fijos y variables de una empresa

En una empresa, se generan diferentes tipos de costes, los cuales se pueden clasificar en:

  • costes indirectos o fijos: son los costes que, independientemente de la cantidad o el nivel de producción de la empresa, se deben asumir todos los meses.
  • costes directos o variables: son los costes que varían en función del volumen de producción.

Veamos en detalle a qué hacen referencia cada uno de los costes fijos y costes variables que acabamos de mencionar.

1. Coste fijos: definición

Los costes fijos también se denominan "costes operacionales o estructurales" e Implican una periodicidad en su pago. Son, por tanto, gastos recurrentes, los cuales deben preverse en la contabilidad de la empresa.

Los gastos fijos se financian con el margen de los gastos variables.

2. Coste variables: definición

Los gastos variables, también conocidos como "costes de explotación o empresariales", cambian en función de la actividad de la empresa. Dichas acciones varían:

  • a lo largo del tiempo (de un mes a otro, por ejemplo),
  • en función del volumen de negocio que genere la empresa.

Cuanto mayor sea la actividad de la empresa, mayor será el importe total de los costes variables.

3. Costes totales

La suma de los dos tipos de costes anteriores da como resultado los costes totales de la empresa. Para cubrir la totalidad de los costes, es necesario calcular el punto muerto o umbral de rentabilidad y así poder determinar el número de unidades (productos o servicios) que será necesario vender.

4. Costes mixtos

Los costes mixtos o semivariables se componen, como su nombre indica, de una parte variable y otra fija.

¿El salario es un gasto fijo o variable? Puede ser ambos. Por ejemplo, el salario de un ejecutivo de ventas, el cual está compuesto por una parte fija (salario de base) y una parte variable (prima por cumplimiento de objetivos), constituye un coste mixto.

¿Cuáles son los costos fijos y variables?

1. Costes variables: ejemplos

De manera general, en una empresa se pueden identificar como costes variables los siguientes:

  • el coste de la materia prima (costes de los proveedores),
  • los costes de distribución,
  • comisiones,
  • el pago de subcontratistas,
  • la parte variable de los salarios,
  • los costes logísticos,
  • los gastos de viaje, etc.

El margen de contribución se define por el importe de los costes variables.

2. Costes fijos: ejemplos

Asimismo, frente a los costes fijos, podríamos identificar los siguientes:

  • el alquiler de un local (o el pago de la cuota mensual sobre su precio de venta),
  • consumo de suministros (energía, agua, gas, etc.),
  • pago de seguros,
  • suscripciones a servicios (internet, software, etc.),
  • amortización de los activos de capital,
  • cierto tipo de honorarios (contable, abogado),
  • salario de la mano de obra fija y los correspondientes aportes a la Seguridad Social,
  • impuestos (impuesto sobre bienes inmuebles, impuesto de sociedades, IVA, etc.).

Tabla de costes fijos y variables

Tabla resumen de los costes directos e indirectos de una empresa:

Costes variables Costes fijos
Evolucionan en función de la actividad y el volumen de negocio de la empresa. Se atribuyen a la empresa, sea cual sea su actividad y volumen de negocio.
  • el coste de las materias primas,
  • los costes de distribución,
  • las comisiones,
  • los costes de subcontratación, etc.
  • el alquiler,
  • los suministros,
  • los seguros,
  • las suscripciones,
  • la amortización de los activos de capital,
  • algunos impuestos,
  • determinados salarios, etc.

¿Para qué sirve el cálculo de los gastos fijos y variables?

Es importante distinguir entre los costes variables y fijos, para darle a cada uno el tratamiento que requiere a nivel financiero. Hacer un correcto seguimiento de los mismos permite, además, tomar una decisión frente al modo de gestionar la empresa y medir:

  • la rentabilidad de su modelo de negocio,
  • el peso de sus diversos costes sobre el volumen de negocio.

Asimismo, sirve para establecer y calcular:

  • el plan de tesorería,
  • la cuenta de resultados,
  • el margen de contribución,
  • el margen comercial,
  • el punto de equilibrio, etc.

Por último, la importancia de saber diferenciar entre costes fijos y variables reside en que dicha acción te permite:

  1. Reevaluar el punto de equilibrio de tu empresa de forma periódica; por ejemplo, una vez al año.
  2. Validar tu estrategia de negocios con la opinión experta de tu contable.
  3. Asumir riesgos medidos para hacer avanzar el negocio, sin bajar del punto de equilibrio.