Gestión del Talento Humano: asegura el rendimiento laboral en 8 procesos

por María Fernanda Aguirre. Artículo actualizado el 6 de octubre de 2020, públicado inicialmente en septiembre 2020
Gestión del Talento Humano: asegura el rendimiento laboral en 8 procesos

La Gestión del Talento Humano es un área de los Recursos Humanos que se concentra en desarrollar, motivar y retener el personal de una empresa, con el objetivo de aumentar el rendimiento del negocio.

¿Cómo desarrollar una estrategia de gestión del talento humano de manera que la misma se traduzca en una ventaja competitiva para la empresa? En este artículo, Appvizer acompaña a los Departamentos de Recursos Humanos en la concepción de un plan estratégico o sistema de gestión que beneficie a su capital humano y a la empresa.

Conoce los procesos clave a optimizar y cómo desde la transformación digital puedes asegurar el éxito de tu Gestión de Recursos Humanos, desde la fase de reclutamiento, pasando por la organización del trabajo, hasta la retención del talento.

¿Qué es Gestión de Talento Humano y para qué sirve?

¿Qué es la Gestión del Talento Humano?

La Gestión del Talento Humano es una actividad que depende del equilibrio que haya entre la necesidad de la empresa por desarrollar competencias específicas y las habilidades con las que cuenta el personal interno. Si un tipo específico de trabajador o trabajadora no se encuentra disponible dentro de la organización, este se deberá contratar y emplear, luego de seguir una serie de etapas.

La empresa se enfrenta entonces a una serie de retos:

  • Adquirir nuevo talento: atraerlo y evaluarlo.
  • Promover el desarrollo de competencias y habilidades.
  • Fidelizar, definir y desarrollar un plan de retención del talento.
  • Controlar la rotación de personal.
  • Gestionar la sucesión de un colaborador o colaboradora saliente.

¿Cuál es el objetivo de la Gestión del Talento Humano?

Un talento se define como una persona que se destaca por una habilidad, una competencia, una experiencia profesional específica y por un amplio conocimiento sobre el sector en el que trabaja.

Así, la Gestión del Talento es un enfoque estratégico de los Recursos Humanos para anticipar e incrementar el rendimiento del capital humano de una empresa a corto y largo plazo, apoyándose en empleados⋅as o candidatos⋅as que puedan desarrollar un gran potencial.

8 procesos clave en la Gestión del Talento

Son varios los procesos que hacen parte de la Gestión del Talento, cada uno de los cuales debe evaluarse y optimizarse por separado, de manera que en conjunto, resulten en un sistema funcional.

procesos-gestión-talento-humano

1. Evaluación de los Recursos Humanos

Antes de pensar en optimizar tu Plan de Gestión del Talento, debes saber qué tan avanzado está tu Departamento de Recursos Humanos en ciertos aspectos clave. Algunas preguntas que te permiten determinar su efectividad son:

  • ¿Hay establecido un marco de competencias acorde con los objetivos estratégicos de la empresa?
  • ¿Existe un procedimiento por medio del cual identificar internamente el talento?
  • ¿Se han determinado criterios de evaluación y desarrollo de competencias?
  • ¿La Dirección está involucrada a lo largo del proceso?
  • ¿Se cuenta con herramientas de desarrollo de talento, como la implementación de técnicas de coaching?
  • ¿Existe un Programa de Gestión de Carreras Profesionales?
  • ¿Existen mecanismos para fomentar la cultura empresarial y fortalecer el employer branding?
  • ¿Se promueven diferentes tipos de liderazgo que puedan ser fuente de motivación e inspiración?

2. Reclutamiento e incorporación efectivos

Una vez que sabes con cuáles procesos cuentas, puedes enfocarte en establecer nuevas dinámicas o en mejorar procesos que ya tengas implementados, pero que requieran de una mejora.

Es el caso de la fase de reclutamiento. Aunque esta sea una etapa previa a lo que comúnmente se entiende por Gestión del Talento, lo cierto es que llevarlo a cabo de manera efectiva, te asegura que al momento de la incorporación efectiva del nuevo talento, este podrá tener un mejor desempeño a futuro. Asimismo, se simplifica el seguimiento al desarrollo profesional de cada individuo.

👉  Un software de reclutamiento y gestión de candidatos como Kenjo, facilita, agiliza y actualiza los procesos diarios de gestión de personal: encuestas a empleados (aspiraciones, formación, intereses, etc.) y medición del rendimiento del personal.

3. Puesta en marcha del Plan Estratégico

La persona ha sido contratada, se ha incorporado a la empresa y ahora debes asegurarte de que tu Plan Estratégico para la Gestión del Personal, pueda ser aplicado correcta y eficientemente

Retener el talento significa garantizar el rendimiento de tu empresa a lo largo del tiempo, al mismo tiempo que se evitan los costes asociados a una nuevas contrataciones. Opta por emplear una Gestión de Capital Humano innovadora, dinámica y actualizada, donde la escucha activa esté a la orden del día, por ejemplo.

4. Mejora del rendimiento del personal

Cada trabajador o trabajadora hace lo que mejor sabe hacer (pone al servicio de la empresas su conocimiento) y asume las responsabilidades que le corresponden.

Incentivar y motivar a las personas a asumir mayores niveles de responsabilidad y dificultad, impacta positivamente el rendimiento de la organización, pues se está reconociendo que el talento está cualificado y cuenta con la experticia necesaria.

5. Refuerzo del liderazgo

De la mano con fomentar la motivación del personal, es responsabilidad de la empresa asegurarse que:

  • las personas estén satisfechas con el clima laboral,
  • el puesto que ejercen corresponda con sus capacidades y aspiraciones,
  • estén conformes con los beneficios y remuneración que reciben.

Esto se traduce en un correcto desarrollo del liderazgo en la empresa a todos los niveles. La Dirección debe guiar de manera general a los equipos y cada individuo debe ser líder a su manera, frente a las misiones que debe afrontar.

5. Evaluación del desempeño

Ya hemos hablado de lo importante que es que las personas se sientan bien en su lugar de trabajo y lo necesario que resulta proporcionarles buenas condiciones laborales y acompañamiento. Del mismo modo, es fundamental comprobar que todas estas medidas están dando frutos en términos del desempeño de las personas y del rendimiento del negocio.

Establecer KPIs y equipar tu empresa con un software de Gestión del Talento son estrategias que te permiten automatizar las tareas administrativas y enfocarte en la retención del talento.

👉  Un gestor de equipos como el de Factorial, asegura la continuidad en el cumplimiento de las misiones de tus equipos, al simplificar la gestión y visualización de turnos, organizar los turnos de trabajo y planificar la vuelta a la oficina. La generación de alertas para evitar conflictos y el monitoreo de horas, también son funcionalidades útiles y disponibles de esta herramienta.

6. Desarrollo profesional

Está claro que la gestión de capital humano es una palanca de rendimiento para las empresas. Esta permite tener en cuenta las aspiraciones y habilidades de las personas y brindar la posibilidad de hacer coincidir sus competencias y deseos de capacitación con las necesidades puntuales de la empresa.

Esto se logra por medio de la Gestión de Carrera Profesional, un programa destinado a evaluar las necesidades de la empresa, en función de su recurso más valioso: el humano.

7. Valoración de los logros del equipo

Existen muchas empresas que se olvidan de reconocerle a sus equipos el buen trabajo realizado. Al año, asegúrate de implementar programas de reconocimiento que permitan que las personas obtengan retroalimentación y gratificación por su buen desempeño. Esta sin lugar a duda es una de las fuentes de motivación más poderosas y menos costosas que una empresa puede implementar.

8. Retención del talento

Atraer nuevo talento es casi tan importante como retenerlo. Hoy en día, son muchas las ofertas laborales e innovadoras y los profesionales están cada vez más dispuestas a ir tras ellas. Por esto, es importante contar con mecanismos que se traduzcan en beneficios atractivos para las personas.

Por ejemplo, puedes conceder mayor flexibilidad tanto a nivel de los horarios de la jornada, como de la organización del trabajo.

Artículo actualizado, publicado inicialmente en septiembre de 2019.