Low-code: ¿desarrollo fácil o el futuro de la programación?

Por Clara Cera
El 17/5/21
illustration nuage 3

¿Estamos ante el futuro de la programación informática? ¿Sustituirá el low-code a los desarrolladores profesionales? Bajo estas provocadoras preguntas se esconde un verdadero reto tecnológico para las empresas, no tan nuevo: crear un software sin programar.

En su último estudio, Gartner prevé un crecimiento de nada menos que del 23% en desarrollos low-code en 2021. Incluso estima que, en 2024, el 65% de las aplicaciones se desarrollarán en low-code.

En este artículo, coescrito con la participación de Alain Lefebvre, informático y escritor francés, echamos un vistazo al concepto de plataforma low-code, sus retos y ventajas y cuándo utilizarlo.

¿Qué es una plataforma low-code?

Empecemos descubriendo qué significa low-code.

Low-code es un término utilizado en el desarrollo de aplicaciones web o software. En español, podríamos traducir el concepto como “poco código". Y se trata exactamente de eso, de un método de programación con muy poca programación manual. Eso quiere decir que hay poco código que escribir y, por lo tanto, que no es necesario tener grandes conocimientos de informática para la creación de aplicaciones a partir de una plataforma low-code.

👉  Llegados a este punto, podemos aclarar que una plataforma low-code integra códigos predefinidos y una interfaz visual. Por lo tanto, es una herramienta de desarrollo que permite a los usuarios crear aplicaciones con estas características.

🎯  El objetivo principal de las plataformas low-code es hacer que el desarrollo de aplicaciones sea accesible a todo el mundo, incluidos los desarrolladores no profesionales, sin capacidades específicas ni experiencia en el sector. También, ayudar a las empresas en su proceso de transformación digital a través de la tecnología y las metodologías ágiles.

5 ventajas de las plataformas de desarrollo low-code

1. Desarrollar más rápido

La ventaja más obvia es que se ahorran días, semanas o incluso meses de desarrollo para conseguir una aplicación que funcione y satisfaga una necesidad. Por lo tanto, es una forma rápida de desarrollar una aplicación.

🔍  Según Redhat, las soluciones low-code reducen el tiempo de desarrollo en un 90%.

2. Mejorar la productividad

Con la reducción del tiempo y el desarrollo más simple, aumenta la productividad.

👉  El trabajo de los desarrolladores se reduce y se limita a tareas eficientes.

🎯  Olvídate de las horas perdidas buscando errores en el código y céntrate en el desarrollo de funciones importantes que creen valor para tus usuarios.

3. Reducir los costes de desarrollo

Consecuencia lógica de los dos puntos anteriores: si se dedica menos tiempo a crear un software low-code, se reducen mecánicamente los costes de desarrollo. Una herramienta low-code es fácil de usar: se reutilizan bloques visuales preexistentes y también se ahorra tiempo de formación específica.

🔍  Mendix afirma en un estudio que el 70% de los usuarios low-code que no tenían conocimientos de estas herramientas las dominaron en menos de un mes, e incluso el 28% en menos de dos semanas.

4. Evitar bloqueos

Tienes una idea, pero ¿cómo la conviertes en una aplicación concreta si no tienes los conocimientos necesarios? El low-code te permite evitar el bloqueo por limitaciones técnicas cuando eres un emprendedor y no tienes un CTO o desarrollador a mano para darle vida.

👉  En poco tiempo es posible configurar una landing page, por ejemplo.

🎯  Los low-code permiten probar un mercado antes de comprometerte demasiado y, claro está, sin demasiada inversión.

5. Satisfacer necesidades específicas con más flexibilidad

Uno de tus equipos empresariales tiene una necesidad de negocio específica y pide al equipo informático que la satisfaga. Sin embargo, el equipo técnico tiene su propia hoja de ruta para seguir con desarrollos más "importantes". ¿Qué empresa no ha experimentado antes tensiones bajo este escenario?

La opinión de Alain Lefebvre:

Pon las aplicaciones low-code en manos de los usuarios. Tienes ante ti una gran oportunidad para conciliar a los desarrolladores profesionales con los equipos empresariales. Identifica a aquellos usuarios avanzados capaces de transformar tu idea en aplicación. Si el resultado es satisfactorio, no tendrás que contar con un equipo informático para llevar a cabo tareas sencillas y de poco valor. Así, este último puede concentrarse en proyectos más ambiciosos.

¿Cuándo utilizar la programación low-code?

Ya hemos hablado de la teoría, pero ¿qué hay de la práctica?

La opinión de Alain Lefebvre:

Todos los casos de uso son posibles. No hay contraindicaciones: las plataformas low-code pueden ser utilizadas por todos, todo el tiempo, sin necesidad de conocimientos informáticos. Cuando el problema es sencillo y el esquema se define rápidamente, el low-code es aplicable en todos los casos.

Para ilustrar lo que queremos decir, he aquí los casos de uso más comunes (fuente: AIMultiple):

  • La recogida de datos a través de formularios (58%);
  • la creación de procesos empresariales y flujos de trabajo (49%);
  • la automatización de acciones que antes se realizaban por correo electrónico o en hojas de cálculo (42%);
  • la personalización de la interfaz de usuario de las aplicaciones ya implantadas y en uso (22%).

🔍  Dato curioso: el low-code permitió a la multinacional francesa Schneider Electric lanzar 60 aplicaciones en 20 meses, la mayoría de ellas en sólo 10 semanas.

Low-code vs. No-code

Si nos centramos en los términos y sus traducciones literales, el matiz entre el “poco código” (low-code) y el “sin código” (no-code) es obvio para algunos, imperceptible para otros. Para resumir:

Método Traducción Usuarios objetivo Ventaja
Low-code Poco código Desarrolladores y usuarios con afinidad al desarrollo. Entorno de desarrollo completo con texto pre programado.
No-code Sin código Ciudadanos desarrolladores, usuarios con una necesidad, pero sin conocimientos informáticos. Desarrollo de aplicaciones sin codificación.

La opinión de Alain Lefebvre:

No hay diferencia entre low-code y no-code; forman parte de la misma ola en la historia de la informática. Simplemente, no se dirigen a los mismos casos de uso. El no-code es ideal para los power users, aquellas personas de las organizaciones que no son profesionales de la informática, pero que tienen un gusto más avanzado por los ordenadores que los usuarios "clásicos". El low-code suele repeler a los desarrolladores profesionales, que creen que el código nativo es imbatible en términos de rendimiento de las aplicaciones. Pero el low-code necesita una capa de desarrollo profesional para convertirlo en una aplicación.

Low-code, ¿el futuro de la programación?

No todo el mundo está de acuerdo en responder afirmativamente a esta pregunta. Existen distintos juicios al respeto: demasiado caro, poca calidad para crear una aplicación potente, poco personalizable... Los límites son reales.

Pero, en definitiva, son las necesidades de cada empresa las que van a guiar una elección u otra.

  • ¿Es el low-code demasiado caro? Todo depende de la herramienta que elijas y de las funciones que necesites, del tiempo que le dediques y de la necesidad de desarrollo profesional posterior. Establece tu presupuesto y compara las ofertas para decidir si el low-code es más ventajoso que los servicios de un desarrollador profesional.
  • ¿No es lo suficientemente personalizable? Esto es un falso problema si se utiliza un low-code para crear un MVP o una landing page, probar y validar un mercado. Después, siempre puedes ir más allá con la adaptación del producto al mercado y, en ese momento, recurrir a un equipo de desarrolladores para personalizar aún más la aplicación.

En resumen, el low-code ofrece un sinfín de posibilidades para crear, innovar y lanzar negocios en un tiempo récord. ¿Coinciden con tu proyecto?

La transparencia es un valor fundamental en Appvizer. Como medio de comunicación, nuestro objetivo es ofrecer contenido útil y de calidad a nuestros lectores, a partir del cual Appvizer se pueda sostener. Por eso te invitamos a descubrir nuestro sistema de remuneración.   Más información